Páginas

Buscar en el blog

jueves, 10 de junio de 2010

Le Relais Du Marrakech


Eran la 1 y 12 minutos de la mañana. Dormía plácidamente hasta que un sudor frío, mas bien un escalofrío, me recorrió todo el cuerpo. Me desperté. Estaba solo, o al menos eso parecía. Todo en calma. Había llegado a Marrakech tras 14 horas de viaje y había encontrado el jodido camping que Enri me recomendó tras 3 horas buscandolo.