Páginas

Buscar en el blog

martes, 28 de mayo de 2013

La bruja de Blancanieves y los 10.000 'enanitos' perdidos


De los querellantes de 'eres más tonto que Pichote', llega un nuevo éxito a los juzgados de Melilla. La historia de la 'bruja del cuento de Blancanieves'.

Los miembros del Gobierno de Melilla siguen intentado silenciar las voces críticas con su gestión. Ya lo intentaron en 2012 con el que escribe estas líneas por comparar a un miembro del Ejecutivo Imbroda con Pichote, ya sabéis, la 'personalidad ejemplar' que la 'Frikipedia' define como aquel que "debido a la ruptura de su cipote al caerse de espaldas no tuvo descendencia, por lo que no pudo transmitir su elevada carga genética intelectual."

En esta ocasión ha sido la viceconsejera de Juventud, Sofía Acedo, la que ha visto mancillado su honor por las palabras de José Valdivieso, ex militante del Partido Popular, en una entrevista fechada el 12 de febrero de 2012 y titulada: 'La viceconsejera del Gobierno de Melilla Sofía Acedo es como la bruja del cuento de Blancanieves'.

Por ello, interpuso en los juzgados más de un año después, el 27 de marzo de 2013, una papeleta de conciliación solicitando que Valdivieso admita las declaraciones de la entrevista como propias, reconozca que no son ciertas y que pida disculpas públicamente por ellas en "iguales medios de difusión idéntica a los de la entrevista publicada".

Pecado mortal. En el escrito Valdivieso dice sobre Acedo: "A mí, cada día que pasa, me parece que se asemeja más y más a la bruja del cuento de Blancanieves, ya que da la impresión de que vive en un cuento en el que su espejo le responde lo que quiere oír cuando le habla. Tan solo le hacen falta las manzanas envenenadas."

En la misma entrevista, Valdivieso habla sobre una subvención que otorgó la Ciudad Autónoma de Melilla a una asociación de estudiantes de Granada, "una especie de sucursal de Nuevas Generaciones en la Facultad", según comentó, en la que Acedo ocupaba los cargos de  coordinadora de Recursos Humanos y coordinadora de la Revista la Pecera. "¿En qué se gastó el dinero de todos los melillenses la hoy viceconsejera? Puede preguntarle si a Javier Arenas le gustaron los vinitos a los que le invitó", aclaraba.


La subvención a la asociación
Orden de pago
Esto es de Película no conoce mecanismos fiables para confirmar o desmentir el supuesto parecido razonable entre Acedo y la bruja de Blancanieves, pero sí para desvelar lo que esconden las declaraciones de Valdivieso sobre la subvención.

La Ciudad Autónoma de Melilla efectuó cuatro pagos entre 2004 y 2005 a la Asociación Juvenil Granadina Universitaria Albatros (AGUA) por un montante total de 10.000 euros. Del total, 6.000 euros salieron de partidas presupuestarias de la Viceconsejería de la Mujer y 4.000 euros de la Viceconsejería de Juventud. El dinero fue transferido a una cuenta de la sucursal 2511 de La Caixa situada en la calle San Juan de Dios, Granada.

Pagos de la Ciudad Autónoma a AGUA


El dinero público tenía como objetivo financiar una publicación de la asociación, la 'Revista La Pecera Juvenil y la Pecera de la Mujer', que finalmente nunca vieron la luz, según Valdivieso. Entonces ¿Dónde se fue el dinero público destinado únicamente para este fin? La respuesta a esta pregunta es un 'Expediente X'.

Según la documentación a la que ha podido acceder Esto es de Película, siete años después de pagar el dinero a AGUA la Ciudad Autónoma no ha recibido las facturas que demuestren el correcto uso de los fondos públicos. Así se puede comprobar en la relación de pagos justificados emitida por la Consejería de Economía y Hacienda. Ninguno de los cuatro pagos han sido justificados a fecha 23 de enero de 2012.

Relación de pagos justificados.


Precisamente, Valdivieso se refería en la entrevista a este asunto. ¿En qué se gastó AGUA el dinero? En 2005 la presidenta de la asociación era Marta Salinas Rivera y la actual viceconsejera de Juventud, Sofía Acedo, ocupaba el cargo de coordinadora de Recursos Humanos y coordinadora de Publicaciones; es decir, la responsable de publicar la revista. Valdivieso, tesorero del la asociación hasta la entrada de Salinas y Acedo, renunció a su puesto debido a que varios de sus miembros querían usar el dinero de la revista para pagar la factura de una "copa de vino" de celebración por un mitin ofrecido por Javier Arenas, presidente del Partido Popular en Andalucía, en la Facultad de Ciencias de la
Certificado del administrador
de la Facultad de Ciencias
de la UGR
Universidad de Granada con la excusa de una actividad llamada "Alternativa política en Andalucía".

Según cuenta Valdivieso, AGUA solicitó el uso de instalaciones de la Universidad de Granada  "para que de ese modo la Universidad no cobrara nada por hacer uso del Aula Magna". Un certificado del administrador de la Facultad de Ciencias de la UGR así lo demuestra.

Tras la actividad en la que participó Arenas, se sirvió un catering en la cafetería de la Facultad por importe de 2.000 euros. Un hecho que se puede contrastar con la factura del evento.

La asociación no contaba con dinero para pagar la cantidad, ya que los 10.000 euros de la cuenta eran únicamente para la revista. El dueño de la cafetería amenazó con denunciar a la asociación si no pagaba. Según Valdivieso, "todos los altos cargos del PP que estaban vinculados a AGUA (María Francisca Carazo, Jota Carmona, María Francés, Pablo García, etc...) defendían que esa deuda había que pagarla con los 10.000 euros que AGUA tenía en la cuenta bancaria gracias a las subvenciones concedidas por Melilla".

Recorte del Ideal de Granada sobre el mitin de Arenas.

La firma de Valdivieso era necesaria, ya que era el tesorero de la asociación, pero nunca lo autorizó. Tras la disputa, abandonó su cargo y solicitó la baja como socio de la entidad.

En la actualidad,  el diputado de la oposición Julio Liarte (PPL) ha solicitado en innumerables ocasiones acceder a los expedientes de las subvenciones otorgadas a AGUA. Su periplo empezó hace ya 11 meses. El Gobierno de Melilla no facilita la información. La pregunta es obligada ¿Dónde está el dinero? ¿Pudo alguien malversar caudales públicos?

1 comentario:

  1. ¡cómo desahucia a la ciudad! Claro, después nos tienen que freir a impuestos

    ResponderEliminar