Páginas

Buscar en el blog

domingo, 16 de noviembre de 2014

Simi Chocrón habría prevaricado y malversado fondos públicos según un auto judicial

Simi Chocrón, consejera de Cultura, retratada en un lienzo.

La consejera de Cultura de Melilla tiene un serio problema. El juzgado que instruye su más que supuesto caso de corrupción le ha dicho que se vaya olvidando de pasar página en la repugnante compra de los libros 'Melilla y su Judaísmo'. La abyecta consejera no se conformó solo con mutilar la historia del pueblo judío en Melilla, sino que, mientras cercenaba un obra literaria al más puro estilo estalinista, pudo incurrir en delitos (no errores administrativos) que se enmarcan dentro de la corrupción política: la prevaricación y la malversación de fondos públicos.

Un reciente auto de la magistrada del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 le dice al abogado de Chocrón que se vaya peinando su defendida porque "no ha lugar a decretar el sobreseimiento interesado" como había pedido porque "existen indicios de criminalidad contra la imputada".

El auto de 5 de noviembre de 2014 repasa lo que la consejera hizo entre abril de 2009 y diciembre de 2011: ordenó el pago de 70.000 euros a un centro de formación rabínica, situando en Nueva York, para la compra de 4.000 libros. Además, lo hizo fraccionando los pagos hasta en cinco partes para, presuntamente, saltarse la Ley de Contratos del Sector Público. Según la jueza,  "existen indicios" de haber eludido la ley "para posibilitar la adjudicación directa" y  "se abría fraccionado el pago de esos supuestos contratos" para que fueran considerados contratos menores inferiores a 18.000 euros.

Los indicios son reveladores para la jueza porque "en el año 2009 existen tres pagos fraccionados de 17.100 euros, 17.100 euros con un mínimo lapsus temporal de 15 días y después  un pago de 2.800 euros un mes y medio después del 14 de mayo, no alcanzando a comprender cómo desde el inicio no se optó por adquirir un número de libros que se estimase suficientes..."

Lo mismo ocurre con los pagos de 2011 "donde en un lapso de 5 meses se realizaron dos compras de 1.000 ejemplares cada una, sin que ni siquiera constara acreditado de modo alguno la necesidad de efectuar sucesivas compras mediante acreditación documental de agotamiento de los ejemplares ya editados previamente".

Precisamente, la jueza indica que, con este fraccionamiento no justificado de las operaciones, se habría infringido el artículo 74 de le Ley de Contratos del Sector Público 30/07. Hay más. 

También la consejera habría vulnerado el artículo 22 que proscribe a los entes públicos celebrar contratos que no sean necesarios para el cumplimiento y realización de sus fines institucionales. Y es que el expediente administrativo tiene menos papeles que un conejo de monte, como bien decía Juanjo Medina. Pero hay más.

La jueza detalla que se habría vulnerado también el artículo 44 de la Ley puesto que la entidad a la que se le hace el pago, el SHEHEBAR SEPHARDIC CENTER, es estadounidense y no se cumplen los requisitos legales para una contratación fuera de las fronteras de la Unión Europea. Y no te creas, que todavía hay más.

El auto hace mención a un oficio remitido por el secretario de la Consejería de Cultura en el que concreta que "no existe ningún documento aduanero ni otro relativo a la importación de los libros", como tampoco consta, según oficio de la Agencia Tributaria, la entrada de los libros a Melilla. Vamos, que los libros no aparecen. Pero hay más.

Resulta que la consejera dijo en la Comisión de Educación y Cultura, de 8 de mayo de 2012, que se reeditó el libro en vez de dar a la Casa de Melilla en Jerusalén una subvención, algo que unido a todo lo anterior indicaría que "las operaciones fraccionadas se simularon para encubrir unos pagos que no responden a un suministro real de 4.000 ejemplares del libro 'Melilla y su Judaísmo'".

La jueza llega a esta sospecha porque: ha sido imposible acreditar la existencia de los libros, salvo un ejemplar en la biblioteca municipal; el pago se efectuó al SHEHEBAR SEPHARDIC CENTER, un centro de estudios sefardíes que nada tiene que ver con una empresa editorial; el libro carece de ISBN y deposito legal; no existe fórmula para cambiar una subvención por los libros y por último el precio pagado por tales libros "sería muy superior al coste ordinario".

Si todo esto parece poco, el Ministerio Fiscal cree también que existen "indicios racionales de la posible comisión de un delito de prevaricación y/o malversación de caudales".

En definitiva, Chocrón sería apta para ir en las listas del Partido Popular en las próximas elecciones, según Imbroda. ¡Enhorabuena, Simi!

Recuerda cómo Juan José Medina y los diputados Liarte y Muñoz contaron, hace ya dos años, la cerdada que se ha hecho con el libro 'Melilla y su Judaísmo'.


ESPECIAL KBI LIAO?: ¿Cómo eliminar a Velázquez en 2009 de la historia de Melilla? from El Vigía TV on Vimeo.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Comunistas, conservadores y centristas en la primera asociación de vecinos de Melilla


En 1977, la sociedad civil de Melilla dio un paso de gigante para organizarse y dirigirse al poder establecido de igual a igual. Los valientes, unos vecinos del Barrio del Real de ideologías muy dispares; desde simpatizantes del recién legalizado Partido Comunista hasta conservadores de Alianza Popular. Ellos crearon la primera asociación de vecinos de Melilla: ‘Asociación de Vecinos Unidad’, un nombre que, precisamente, reflejaba el ansia de unos ciudadanos por mejorar las infraestructuras de su barrio, trasladar sus problemas a la autoridad competente y, en definitiva, ser los portavoces de aquellos que, por sí solos, no podían levantar la voz.

Como en toda España, el movimiento asociativo vecinal llegó a Melilla del entorno del Partido Comunista, ya que con él encontraron un método algo más seguro para hacer oposición al Gobierno de Franco. 

Antonio Mansilla, simpatizante del Partido Comunista, se reunió con “dos o tres” camaradas del partido en 1977 para decidir si realmente había voluntad ciudadana e interés para embarcarse en el proyecto de una asociación vecinal. Dicho y hecho. Se dedicaron durante días a hacer encuestas entre todos los vecinos del Barrio del Real, a fin de conocer si sus problemas eran atendidos por la autoridad gubernativa y si veían bien la creación de una entidad. El resultado fue rotundo. Había muchas cuestiones pendientes en el barrio, así que el apoyo popular fue indiscutible. 

Tras varias reuniones informales entre el grupo de Mansilla y otro que también quería montar una asociación, donde había miembros de Alianza Popular como Antonio Aznar Alaminos, llegaron a la conclusión de que unidos tendrían más fuerza. Al amparo de la restrictiva Ley 191/1964, de 24 de diciembre, de Asociaciones, del régimen franquista, nació la primera de la ciudad: Asociación de Vecinos Unidad.
Lo publico en La Luz de Melilla: Sigue leyendo aquí: http://www.luzdemelilla.es/revista/2014_La_Luz/La_Luz_63.pdf

viernes, 19 de septiembre de 2014

Programa piloto de 'El Tabardillo' en Vinilo FM Melilla


Este jueves he tenido el privilegio de comandar el programa piloto de 'El Tabardillo', la nueva apuesta de Vinilo FM Melilla para las tardes de los jueves.  Se emite en directo de siete a ocho de la tarde y en diferido los viernes a las ocho y media de mañana. Evidentemente, también puedes escucharlo por internet cuando quieras.

El Tabardillo nace gracias a Juan José Imbroda, el todavía presidente de Melilla. Cuando la Guardia Civil acudió a registrar el Ayuntamiento en busca de corrupción, el 12 de septiembre de 2013, Juanjo dijo que se había montado el tabardillo...y aquí estamos.

En este primer programa serás testigo de la manipulación que el Gobierno Imbroda y sus medios de comunicación afines (y bien pagados) han hecho durante el levantamiento de parte del secreto de sumario de la Operación Ópera. También hablaremos del uso partidista que, año tras año, el presidente Imbroda da a su discurso institucional del día de Melilla y conoceremos la última película del cortijo Imbroda: 'Ahorquemos a la exjueza del 4'.

lunes, 25 de agosto de 2014

Carta abierta a Juan José Imbroda, el cacique malo. #SOSPRESSMELILLA



Estimado Juanjo,

Hoy me he sentido muy dolido en la comparecencia pública (que no rueda de prensa) que has dado en la sede del Partido Popular de Melilla. Me has dejado con la palabra en la boca sin que pudiera hacerte, como periodista, una simple pregunta. Es esta: "¿Por qué la Ciudad Autónoma está obstaculizando la investigación de la Guardia Civil en relación al caso de la contratación de los abogados externos?". Permíteme que le explique a los lectores qué es eso de la contratación de abogados externos. Es muy fácil, se trata de otro caso judicial que estudia las ya habituales supuestas corruptelas que protagonizas tú y los tuyos en Melilla. Ya lo dijo El Mundo, el 75% de tu Gobierno está encausado en procesos judiciales.

Creo que es una pregunta interesante, la de la obstrucción a la Justicia digo, ya que indica cómo la poca vergüenza, la impunidad y el poder absoluto que ostentas corrompe absolutamente. Sí, Juanjete. Lo dice la Guardia Civil, lo dicen los agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial que investigan el lodazal de contrataciones; uno de tantos 'tabardillos clientelares' que tienes montado. 

"La C.A.M. ha obstaculizado las investigaciones que se realizaban desde su inicio" 

Así inicia la Policía Judicial las conclusiones de un informe sobre la contratación que hiciste de un abogado donde te pasaste por el forro los procedimientos apropiados.



El tema ya está en el Tribunal Supremo para que, si así lo estima la autoridad competente, te 'requeteimputen' como todo un senador se merece, a lo Bárcenas. Sé fuerte, Juanjo, tú no te preocupes, no te faltarán los apoyos de aquellos que vienen a ti para pedirte un sueldo y tú se los das. Haces bien. Para algo admitiste en un Pleno de la Asamblea que tienes contratada a Trini, la mujer del Consejero de Festejos, como personal eventual para que le dé un sueldo a los que vienen a solicitártelo. 

Pero volviendo a esa rueda de prensa sin preguntas, y a la cual no me has invitado porque 'se te volvió a olvidar' mandar la convocatoria al medio de comunicación en el que trabajo, quería avisarte desde el absoluto desprecio a tus formas que, parafraseándote, no le llegas ni a la pantorrilla del modelo que cualquier ciudadano esperaría de un presidente, de un senador, de una figura pública honrada y cercana. Eres el prototipo a seguir de los caciques, y no de los de medio pelo, sino de los auténticos. Baltar, el 'cacique bueno' que ostentó la presidencia de la Diputación de Ourense, y condenado a 9 años de inhabilitación por prevaricación al contratar personal a dedo,  me parece un aficionado a tu lado, un inútil. Tú sí que sabes, Juanjo.



A ver... ¿Cómo tienes la jeta tan dura para decirme que no admites una pregunta en una 'rueda de prensa' porque no voy tras de ti, a estimular mis células olfativas con tu recto, cada vez que agachas la raspa y pones la primera piedra de una obra que organizas? En serio, Juanjo. Te comportas con un cacique, como un déspota, un tirano. Tienes tics propios de un dictadorzuelo. En la 'rueda de prensa' parecía que tuvieras un petardo en la puerta trasera de lo rápido que te has levantado para evitar preguntas.

Como ves, Juanjete, te tuteo. Me tomo esta libertad porque tú te has tomado conmigo en la sala de prensa. (Igualmente pensaba tutearte, no te comas la cabeza por eso, cero preocupación). Por último, quería disculparme por mi ignorancia. Un miembro de tu Gobierno (te dejo que adivines quién ha sido) me ha dado la clave para que respondas a los periodistas. Dice que por cada obra tuya a la que vaya me dan un vale canjeable por preguntas. También me ha dicho que el Tintoretto Gesso es el papel perfecto para fabricar barquitos de papel.

Sin nada más que contarte, me despido hasta la próxima rueda de prensa con un saludo "fuertemente" despreciable.

P.D. Es un poco asqueroso aguantar la peste de las colillas en el cenicero. Un poquito de por favor, que solo faltaban las cervezas esas baratitas que te tomaste la semana pasada en la presentación del cartel de toros.





sábado, 9 de agosto de 2014

El verano negro del INGESA: sindicatos en pie de guerra, extraña contratación y anulación de la adjudicación del servicio de ambulancias


En el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) deben estar sudando la gota gorda. No solo por los calores veraniegos, sino porque a Francisco Robles, director territorial en Melilla, le están dando palos desde todos los frentes. Los sindicatos se han puesto todos a una, el gerente del Hospital Comarcal ha contratado a un anestesiólogo argentino sin la titulación homologada y ahora, para rematar, nos enteramos de una sentencia de la Audiencia Nacional que se carga el concurso público por el que se adjudicó el servicio de ambulancias por más de 4 millones de euros.

En la sentencia 198/2014, el Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo número 6 anuló la resolución de 5 de septiembre de 2012 del director del INGESA, que adjudicaba el contrato de gestión del servicio público del transporte sanitario terrestre a la empresa Ambulancias M. Pasquau por más de 4 millones de euros. Según el fallo, el acto administrativo "es disconforme a derecho" y queda anulado.

La empresa tenía deudas con la Seguridad Social (752.052,54 euros a 30 de septiembre de 2012) y por tanto no podía contratar con las Administraciones Públicas al no estar al corriente de los pagos.

El fallo obliga además a indemnizar a otra empresa de ambulancias (la que presentó el recurso) que se vio perjudicada por la resolución del INGESA y a la "imposición de las costas causadas en la substanciación del recurso a la demanda". Contra la sentencia cabe recurso de apelación, pero desconozco si el INGESA lo ha presentado. Imagino que nos enteraremos.

El Partido Socialista de Melilla ya lo avisó hace un año. “Los socialistas ya advertimos hace más de un año de esta posible irregularidad. Esta sentencia confirma la incapacidad a la hora de gestionar del Gobierno del PP”, concretó Gloria Rojas, vicesecretaria general del PSOE.

Instalaciones de Urgencias obsoletas y masificadas

El Sindicato Médico denunciaba esta semana que el Servicio de Urgencias del Hospital Comarcal está saturado en verano, con una subida de pacientes del 30% con respecto a otros meses. El resultado son las largas esperas de los pacientes que, en ocasiones, son atendidos en los pasillos al no quedar libre ningún box en unas instalaciones de Urgencias obsoletas y masificadas, según los médicos. El sindicato ha pedido al INGESA implantar el Sistema Español de Triaje, una aplicación informática que ayuda a determinar la gravedad de un paciente para que sea atendido antes.



Precisamente, La Central Sindical Independiente de funcionarios (CSI-F) también coincide con los médicos: Urgencias está saturada y ve como buena opción la incorporación del Triaje. Sin embargo, CSI-F pide también más medios humanos y que se retome de una vez la construcción del Hospital Universitario, ya que el colapso de Urgencias acaba por afectar a un Hospital que, en opinión del sindicato, se ha quedado pequeño.

19 partos en un día



A estos dos sindicatos también se han unido en las críticas el Sindicato de Enfermería (SATSE) y el de Auxiliares de Enfermería. Ellos lo tienen claro: también está saturada el Área de Obstétrico Ginecología, algo que ya se ha convertido en un problema crónico. Todos coinciden en que en verano la presión asistencial se dispara, como el pasado 25 de julio cuando se produjeron 19 partos, 12 procedentes de Marruecos. El Hospital parecía una churrería, me dijo un matrón. Sin embargo, el INGESA contesta diciendo que la información que divulga SATSE no es veraz, sesgada y con el objetivo de crear alarma social.  ¿Estarán locos todos estos sindicatos, o la gestión del INGESA es francamente mejorable?

El anestesista argentino sin el título homologado


El gerente del Hospital Comarcal, Pedro Villarroel, extrañadísimo
por la pregunta sobre la contratación de un anestesista argentino


A mediados de julio saltaba la liebre en Facebook. El presidente de PPL, Ignacio Velázquez, alertaba de la intención del INGESA de contratar a un anestesiólogo argentino, sin el título homologado en la Unión Europea, para cubrir una baja de tres meses.  Algo con poco sentido, según Velázquez, ya que sin el título adaptado a la legislación europea otro facultativo debe ser su sombra para supervisarlo y, por tanto, ser una carga en vez de un alivio para el resto de anestesistas.

A pesar de la concreta denuncia, el gerente del Hospital, Pedro Villarroel, negó la mayor. "Es mentira", dijo. Sin embargo, según fuentes cercanas al Hospital, el anestesista argentino empezó a trabajar el 4 de agosto.

jueves, 7 de agosto de 2014

Los policías locales de Melilla obligados a usar archivadores de documentos como taquillas improvisadas

Archivador de documentos usado por los
agentes como taquilla improvisada
“Creo que cuando se creó el Cuerpo de la Policía Local de Melilla ya estaban esos archivadores”, aseguró Francisco Faus, responsable de la sección sindical de la Policía Local en Comisiones Obreras. Se refirió, en declaraciones a Cablemel Televisión, a unos archivadores que los agentes de la Sección de Tráfico se han visto obligados a usar como taquillas improvisadas. 

Y no son los únicos. Según Faus, a otros compañeros no les queda otra que compartir, entre cuatro o cinco, un pequeño armario empotrado para guardar sus pertenencias. “Es para verlo y no para contarlo. Que el consejero de Seguridad Ciudadana sea valiente y os enseñe las instalaciones, pero sin limpiarlas antes, tal y como están ahora”, espetó Faus.

Aunque Faus me dijo que no nos podía facilitar ninguna foto de los archivadores multiusos (los agentes no pueden mostrar el interior de la Jefatura y además él está de vacaciones) otros canales han sido fructíferos y tenemos la foto.

Sigue leyendo. Lo publico en La Luz de Melilla: http://www.luzdemelilla.es/revista/2014_La_Luz/La_Luz_54.pdf

martes, 5 de agosto de 2014

¿Dónde dejó la vergüenza la consejera de Cultura Simi Chocrón?


Después de una tarde revisando documentación sobre la Asamblea de Melilla, he llegado a un papel que, inmediatamente, me ha hecho pensar si a la consejera de Cultura, Simi Chocrón, le queda todavía algo de vergüenza. ¿Le queda?

Los Plenos de Control al Gobierno local transcurren normalmente con una estructura simple: interpelaciones de los grupos de la oposición y preguntas. La parte más divertida y donde se tratan cuestiones más específicas es la de las preguntas, un apartado del Pleno que el cobarde Gobierno Imbroda intenta evitar retorciendo el Reglamento de la Asamblea.

La normativa permite a la Corporación local contestar por escrito las preguntas, una prerrogativa comprensible si la respuesta es de una complejidad tal que explicar la cuestión en la Asamblea resulte un galimatías. 

Todos conocemos las dotes oratorias de la consejera Simi Chocrón, pero que se acoja a contestar por escrito "¿para cuándo tiene previsto una nueva edición del afamado libro 'Melilla y su Judaísmo'" es un insulto hasta para ella, algo propio de un cara dura; un jeta que hurta a los ciudadanos la posibilidad de escuchar a su consejera si tiene el cuerpo, u otra parte más específica, para gastarse otros 70.000 euros de dinero público en libros manipulados, cuyo paradero es desconocido, sin concurso público y sin que nadie lo supiera, posiblemente ni el propio presidente Imbroda.

El Grupo Socialista en la Asamblea le hizo la pregunta en el Pleno de Control del pasado 4 de abril de 2014. "Esta pregunta se contestará por escrito", dijo Chocrón. Todo para evitar dar explicaciones y que los medios de comunicación recogieran sus balbuceos.

Si ya de por sí es una vergüenza para todo político honrado contestar por escrito una pregunta así, y más teniendo en cuenta que ella está imputada en los juzgados por esta cuestión, el colmo es la respuesta que finalmente ofreció.


"...Le comunico que la Consejería de Cultura y Festejos no ha editado el libro al que se refiere dicha pregunta", contestó en un escueto párrafo la consejera.  Y claro, no le faltó razón. La consejera mandó 70.000 euros, en varios pagos de 17.000 euros, a una escuela de formación rabínica en Nueva York para que editara el libro porque ella lo vale. Un procedimiento muy habitual, ¿verdad?

El colmo de los colmos. Simi Chocrón llegó a comentar que criticarla por este tema era de ser antisemitas. No, Simi, no. Yo me declaro 'antiSimita'.

Chocrón de momento es inocente del delito de prevaricación por el que lleva imputada desde el 4 de marzo de 2013, pero sin duda es culpable de robar, con premeditación y alevosía, una explicación a los ciudadanos en el máximo órgano de representación local del pueblo, la Asamblea.

miércoles, 30 de julio de 2014

Ciudad Autónoma de Melilla: 19 años prometiendo una nueva Jefatura para la Policía Local



Los Gobiernos de Melilla vendieron, en repetidas ocasiones, la construcción de una nueva Jefatura de la Policía Local adecuada a las necesidades de la creciente plantilla que nunca ha llegado. Ninguno de los Ejecutivos, entre 1995 y 2014, ha cumplido con su compromiso. 

Aunque ya en los noventa los responsables políticos destacaban la necesidad imperiosa de construir un nuevo cuartel, el Gobierno Imbroda decidió invertir en 2013 casi 300.000 euros en una obra para rehabilitar un edificio y allí reubicar al Consejero de Seguridad Ciudadana y al director general del área fuera de las antiguas instalaciones. Mientras, la mayoría de los funcionarios aguantan en un edificio de la Policía Local que en los años ochenta se remozó, ya que pertenecía a la Compañía Española de Minas del Rif.


Sin embargo, la construcción de un nuevo cuartel de la Policía Local ya no es una prioridad para el Gobierno Imbroda.

Sigue leyendo. Lo publico en La Luz de Melilla: http://www.luzdemelilla.es/revista/2014_La_Luz/La_Luz_53.pdf


Y como regalo para los seguidores de Esto es de Película, viajamos al pasado con el Delorean para ver una reproducción de la noticia, fechada el 27 de julio de 2001, en la que Imbroda ya anunciaba la inversión para construir un cuartel de la Policía Local:

27/07/2001 
Imbroda: «Estamos en condiciones de dejar el vagón de cola de España»
El presidente melillense aseguró que se ha progresado mucho en tan solo un año de gestión

SARA SANZ MELILLA
Cerca de una hora estuvo el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, destacando con «pinceladas» las inversiones y proyectos iniciados y alcanzados durante su primer año de legislatura. Un balance del que Imbroda se mostró satisfecho porque, en su opinión, ha sembrado el camino para que Melilla inicie su «convergencia» con España y con Europa. Este objetivo se conseguirá con «planteamientos serios» y a través del mantenimiento de las relaciones con el Gobierno central. Trabajará para que las comunicaciones mejoren y la fisonomía de la ciudad cambie a mejor.

«Se han hecho tantas cosas que parece mentira». Así destacaba ayer el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, la gestión llevada a cabo durante su primer año de legislatura mirando y repasando los innumerables folios del resumen hecho para la ocasión.
El balance no pudo ser más positivo porque, según Imbroda, Melilla ha sentado las bases para dejar de ser «el vagón de cola de España» e iniciar el camino de la «convergencia» con nuestro país y con el resto de Europa. 
Todo ello gracias a la estabilidad política conseguida tras la moción de censura presentada contra el Gobierno de Mustafa Aberchán. Ahora, a juicio del presidente, el trabajo se debe basar en planteamientos serios, lealtades, conversaciones con Madrid y no «charlatanerías» propias de anteriores legislaturas.

Imbroda no se dejó nada en el tintero. Mencionó el descenso del paro en Melilla en aproximadamente seis puntos, un síntoma del «buen camino» iniciado por el Ejecutivo local. A este indicador se une el Indice de Precios al Consumo (IPC), que, según los últimos informes, Melilla se encuentra a 0,2 décimas de la media nacional.

El buen comportamiento de los precios ha venido acompañado del fin del desorden presupuestario que existía en la Ciudad Autónoma y que «este Gobierno ha logrado encauzar», señaló. A pesar de estar obligados a pedir un préstamo para afrontar el agujero monetario, no se han visto mermadas las inversiones en infraestructuras, según Imbroda.

Repasó casi todas ellas en cada una de las consejerías, destacando, por ejemplo en Medio Ambiente, el dinero destinado a mejorar el alumbrado, las obras del cementerio, los servicios de limpieza, el saneamiento del agua o el futuro proyecto de la desaladora de agua.

Imbroda subrayó el esfuerzo que está haciendo la Ciudad Autónoma en materia de menores, con la tramitación de 589 expedientes, así como en vivienda. Aproximadamente mil viviendas serán construidas en dos años gracias al convenio suscrito con el Ministerio de Fomento. Las inversiones también contemplan la creación de un nuevo cuartel de la Policía Local, el proyecto de la Plaza de los Carros, que incluirá un edificio de oficinas y aparcamientos subterráneos, o la construcción del Puente sobre el río de Oro. El presidente melillense indicó que «en este último trimestre del año podemos hablar de un arranque de 18.500 millones de pesetas en obras, que, junto a las que se realizarán con la administración central, sumarán una inversión total hasta el 2002 de cincuenta mil millones de pesetas». Imbroda también espera conseguir logros en las comunicaciones con la Península, además de culminar todo el proceso de inversiones. 

Entre tanto para bien, a Imbroda se le cuestionó la presencia en el Gobierno de los tránsfugas, algo que el presidente cree que no es así ya que no se tratan de auténticos tránsfugas porque «no vienen del PP, del PSOE o de UPM», sino que el partido del que proceden, el GIL, «no era realmente un partido».

domingo, 20 de julio de 2014

El Gobierno de Melilla compró más de 500.000 € en PDA para multas que apenas se usaron



La Ciudad Autónoma puso en funcionamiento en 2011 un sistema para que la Policía Local gestionara las multas de tráfico de forma telemática a través de PDA, unos aparatos parecidos a las actuales tablets o teléfonos inteligentes. Tras el gasto de 545.800 euros en la tecnología, financiado al sesenta por ciento por el Ministerio de Fomento, el sistema dejó de usarse porque en la práctica diaria fallaba y no era operativo para los agentes de la Policía Local. En la actualidad, los equipos permanecen olvidados y cubiertos de polvo en dependencias municipales. Varios agentes denuncian el despilfarro que ha supuesto la compra de los equipos.

Antonio y Rubén (nombres ficticios) son dos agentes de la Policía Local de Melilla. Ambos son conscientes de que no pueden desvelar a los lectores su identidad real o habría graves consecuencias. La Ley del Silencio es lo único que puede salvarles de un eventual cambio de puesto en venganza de sus superiores por criticar su gestión. 

La pareja de policías no se conforma con quejarse en silencio, algo que algunos de sus compañeros hacen, resignados, para evitar problemas. Antonio y Rubén denuncian el “despilfarro” del Gobierno local en el área que les afecta: la Consejería de Seguridad Ciudadana. No es fácil hacerlo. 

Reunirse con ellos en la redacción de La Luz de Melilla no es una opción, mucho menos hacerlo en un establecimiento hostelero donde decenas de ojos indiscretos podrían delatarlos. Mantener una conversación con estos agentes requiere de un ritual específico: elegir un punto de recogida, subir a un vehículo y trasladarnos a una vivienda en la que poder entrevistarlos con total privacidad. No es la primera vez. 

Lo publico en La Luz de Melilla. Puedes leerlo aquí: http://www.luzdemelilla.es/revista/2014_La_Luz/La_Luz_51.pdf


Mientras tanto, en el Melilla Hoy se puede ya leer la reacción del consejero de Seguridad Ciudadana.  ¿La respuesta?: Los equipos están actualizándose...Habrá que preguntar cuánto nos costará la broma (otra vez) y si finalmente algún policía o agente de Movilidad multará con los aparatitos.



miércoles, 25 de junio de 2014

Acusan al jefe de Vigilancia Aduanera de adjudicar a un amigo una lancha que acaba en las manos de narcos #Melilla


La adjudicación de la lancha, localizada por el buque ‘Río Miño’ de la Guardia Civil con 1.900 kilogramos de hachís el pasado 11 de junio en el mar de Alborán, fue denunciada en una querella criminal en marzo de 2013. El querellante acusa al jefe del Servicio de Vigilancia Aduanera de Melilla, Rafael Ardanuy Martínez, de adjudicar “de forma un tanto sospechosa” la embarcación, cuando estaba supuestamente a su cargo, a Juan José Maspons, amigo del funcionario, presidente de la Federación Andaluza de Salvamento y Socorrismo y ex director de Fornamed. 

El querellante, Antonio Corral Membrive, investigado por Ardanuy en el ‘Caso Alborany’, teme que los presuntos delitos que pudiera haber cometido el funcionario prescriban al estar su querella “bloqueada” en los juzgados.

Lo publico en 'La Luz de Melilla'. Puedes leer la información completa aquí: http://www.luzdemelilla.es/revista/2014_La_Luz/La_Luz_48.pdf
Los informativos de Cablemel Televisión se hacen eco de la noticia

miércoles, 5 de marzo de 2014

"Recuerdo sus dientes blancos mientras me violaba. Brillaban en la oscuridad"

Violeta Duque, víctima de reclutamiento forzoso con 14 años 
a manos del ELN. Parque de las Luces, Medellín.


SEGUNDA PARTE

Violeta Duque (36 años) lleva casi una década recibiendo tratamiento psicológico. Hace apenas doce meses que consiguió contar a sus dos hijos cómo fue su infancia y adolescencia. Una experiencia vital que juró, junto a su madre, enterrar en lo mas profundo de su corazón: la historia de su reclutamiento forzoso en 1992, con tan solo 14 años, a manos de la guerrilla del ELN, el Ejercito de Liberación Nacional.

¿Qué ocurrió tras esos siete días en La Chapa?

Salimos de allá y caminamos mucho. Era la única niña junto a los dos guerrilleros que me reclutaron. Todavía no me habían dado uniforme. Llevaba unos tenisitos.

Vestida con tu ropa de niña

Sí. Yo caminé con mi ropa, un pantaloncito y poco más. Estuvimos varios días viajando de casa en casa por las veredas.

¿En un grupo numeroso?

No, tres o cuatro hombres y yo. Tras mucho caminar llegamos a la vereda La Concha, en el municipio de La Unión Antioquia. Nunca olvidaré el nombre de esa vereda porque allí abusaron sexualmente de mí.

Cuatro, cinco y hasta seis segundos de silencio. Violeta mira al cielo y coge aire. Está haciendo un gran esfuerzo para no desmoronarse. Las lágrimas brotan de sus ojos

Tranquila, vayamos con calma. Si no te encuentras bien saltamos ese capítulo.

Llegamos a una casa y me consiguieron unas botas de adulto, una sudadera y una camiseta negra. Me dijeron que me tenía que cambiar el nombre y que escogiera uno. Me puse Jazmín.

¿Por qué Jazmín?

Vi como flores en el camino y lo elegí. Me dieron una de las armas que portaban, un fusil. Ya no era un revólver, sino un M16. Me dijeron que así se llamaba el arma y me enseñaron a armarlo y desarmarlo.

Fue tu primera clase de instrucción militar

Así es. Salimos de esa casa y caminamos por la vereda de La Concha  hasta llegar a otra casa. Allí llegó un comandante, se llamaba Álvaro. Tenía bajo su mando a doce hombres. Creo que le decían escuadra a ese número de guerrilleros
Álvaro era joven, más o menos de unos 25 años. Al lado de la casa había un rancho, una especie de casita vieja de madera donde guardaban herramientas y cosas así. Cerca unos llanos donde recibí instrucción militar.

¿Qué clase de ejercicios te enseñaban?

Recibí instrucción para dar en el blanco, ejercicio físico arrastrándome por el suelo, caminatas,  tácticas de guerra para salir en combate…cosas que se enseñan. También códigos para hablar. Por ejemplo no se decía matar, sino ajusticiar. No se llama robar, sino recuperar. No se llama prestar guardia, sino prestar diana. Recuerdo que robamos un carro de Zenú lleno de embutidos y lo repartimos entre la gente pobre de la vereda. Yo nunca había visto tanta abundancia. Comí mucho salchichón hasta que me harté.

Tras una breve sonrisa recordando el robo de embutidos, Violeta vuelve a mirar al cielo. Quiere soltar todo lo que lleva dentro. Tras unos segundos de silencio, arranca.

En la guerrilla uno de los códigos es que no se puede tener contacto sexual con las compañeras.

Unas reglas que no se cumplían           

No…Álvaro me llevaba y me decía que fuéramos a charlar y… me llevaba de noche al rancho de la casa, sin luz. Allí me tiraba a la tarima de madera, me bajaba los interiores y abusaba de mí. Hacía eso y yo no podía evitarlo. Él estaba todo armado…me bajaba los interiores y la sudadera.

Violeta rompe a llorar. No puede articular palabra. Intento consolarla cogiéndole la mano. Tenemos que parar unos minutos. Se enjuga las lágrimas y continuamos.

Como cuatro veces lo hizo. ¿Sabes que es lo que pasa? Yo había tenido antes mis noviecitos, pero nunca había tenido relaciones. Yo era una niña y no tenía que haberme hecho eso.  Lo que más recuerdo de él son sus dientes blancos que brillaban en la oscuridad cada vez que me hacía eso. Brillaban en la oscuridad… Vivo atemorizada de ver un rancho igual, el rancho de al lado.

Violeta abre su bolso y me enseña algo que ha escrito: El rancho de al lado. Lo leo con atención.

Era un oscuro y pequeño cuarto de madera con piso de tierra. Había una tarima que parecía cama, con un tendido de palos secos, que continuaban con su coraza. Esta madera no fue pelada ni pulida, fue partida y allí clavada formando un armazón, como una gran banca, un lecho que por días esperaba que ella llegara.

No sé si este cuarto fue habitado, pues en él se guardaban: sales para el ganado, miel para los caballos, azadones viejos y herramientas oxidadas. Un día a la vereda llegó Jazmín, una joven hermosa de 14 años que no era del lugar, y el cuarto oscuro frecuentó, no por voluntad propia, su verdugo se lo imponía pues ella a este hombre le temía.

Armado de pies a cabeza al racho la llevaba, la entraba y bruscamente en la tarima era tirada, con violencia y desespero su ropa interior él arrancó, en sus nalgas y espalda las astillas de madera se clavaron. Le dolía más el corazón que el cuerpo, ponía su mente en blanco mientras el tipo encima de ella se posaba. Se sentía sucia, este villano le generaba mucho asco, lo único que veía en el abusador y no logra olvidarlo son sus enormes dientes que brillaban en la oscuridad.

Llora la sal, llora la miel, llora la tierra al mirar cómo esta flor desojan, inmóviles están, inmóviles se quedarán, porque por ella no pueden hacer nada. Pobrecita Jazmín, no podía objetar, solo callar y aceptar la barbaridad que con ella cometieron, pero no se oponía porque sabía que con esto su vida salvaría.
                                                                                                         Violeta.


¿Sabe qué? Fueron como cuatro veces y yo no podía decirle a nadie. Tenía que aceptarlo y quedarme callada. Después de que pasara todo eso él volvió a abusar de mí. Y todo sin protección. Me da mucho asco…Bueno, ya no hablemos más de eso.

Suficiente.  Sigamos y olvidemos La Concha

Después de ahí me cambiaron las botas por unas más pequeñas, ya que al se las otras grandes me producían ampollas.  Me llevaron con una familia, en la vereda Monteloro, durante un mes y estuve más contenta. En la casa sembraban amapolas o coca, no recuerdo, pero yo me sentía contenta.

Por fin un respiro

Sí. En esa familia había niños y me sentía bien. Estaba muy contenta porque no tenía que estar entrenando todos los días. Yo le ayudaba a la señora en la casa y me leí un libro que se llama El túnel. Estaba contenta en esa casa hasta que la guerrilla volvió a por mí, ya con un uniforme preparado.

¿Adónde te llevaron?

Caminamos durante doce días.  Aguantamos hambre comiendo piñas y durmiendo en hamacas. Durante el viaje él volvió a abusar de mí. Uno de los días dormimos en una casa y él se acostó en mi cama. Ese día nos picaron los chinches. Al final llegamos a un gran campamento y por fin se olvidó de mí gracias a Dios. Pasaron muchas cosas en el camino, casi me muero cruzando un río. Pasamos cerca de la autopista Medellín Bogotá y en una ocasión casi nos ve el ejercito colombiano y tuvimos que permanecer escondidos.

¿Qué recuerdas de tu llegada al campamento de la guerrilla del ELN?

En el campamento había mucha gente joven, mujeres y hombres. Recuperaron un ganado para comer y lo mataron a punta de bala.  El campamento estaba cerca de la autopista Medellín Bogotá. Recuerdo que lloraba mucho, lloraba en silencio todas las noches porque yo quería estar con mi mamá. Lo que más quería era volver a ver a mi mamá, abrazarla y ver Los Simpson.

¿Ver Los Simpson?
Sí, para mi Los Simpson significan libertad, muchas cosas buenas.

¿Qué trabajo te encomendaron en el campamento?

Me ponían a cocinar. Recuerdo que allí había una escuela y la guerrilla del ELN idolatraba a un cura, el cura Manuel, aunque no recuerdo muy bien.  (Violeta se refiere a Manuel Pérez Martínez, nombre en clave Poliarco, un  ex sacerdote español líder del ELN) Allí hablaban de los Derechos Humanos mientras ellos no los respetaban, ahí estaba yo secuestrada y armada con 14 años. Otro de los trabajos era salir del campamento e ir a la autopista de Medellín Bogotá para tratar de robar carros, recuperar como ellos decían, o para quemarlos para hacer guerra, política..

¿Cómo era tu relación con el resto de guerrilleros?

Te dicen en la guerrilla que no existe la familia, tu  única familia es la guerra, tu único amigo el fúsil y no lo puedes perder. No existe Dios y si tienes un embarazo hay que abortar porque eso es un impedimento y nada se debe interponer en la guerra. Pero me encontré con una persona buena. Un guerrillero que cada vez que salía volvía y me regalaba caña de azúcar. Se llamaba Wilian, o al menos así se hacía llamar.

En el Parque de las Luces me comentabas que estuviste secuestrada por la guerrilla tres meses. ¿Cómo conseguiste escapar?

Había uno que siempre me tiraba los tejos, me piropeaba. Era un tipo muy amigo de los duros, los jefes del campamento, le pedí que intercediera por mí para que me dejaran libre. Él accedió…

Imagino que por un precio

Sí, yo le veía la malicia.

¿Qué quería a cambio?

Él quería algo y yo con tal de salir dije: vamos a dárselo. Un día salimos al monte a por leña y estuve con él. A partir der ahí, cada vez que me veía quería. Lo hicimos como el cinco ocasiones. Se llamaba Henry. Recuerdo sus piernas velludas. Yo digo que eso también es un abuso. Tenía sexo con él a cambio de que me dejaran libre.

¿Cumplió Henry con su palabra?

Él me decía que todavía no había podido hablar con el comandante, pero que lo haría. Un día me dijo que ya había hablado y que habían tomado la decisión de liberarme porque yo no estaba en el campamento mayor, sino en uno más pequeño. Si llego a conocer el otro no me hubieran dejado salir nunca. No sé que campamento sería el otro porque a mí me parecía estar ya en uno muy grande, había mucha gente.

¿Y te dejaron ir así sin más?

Sí, pero con una condición: si yo abría la boca ellos sabían dónde vivía mi familia y que, por muy duro que fuera ajusticiar a un compañero, lo harían.

No olvidemos que te están diciendo todo esto con tan solo 14 años…

Sí, así me lo dijeron. Esperaron unos días más y me dieron 5.000 pesos y me dejaron ir. Tenía mucho miedo. Mientras me alejaba del campamento creía que me iban a disparar por la espalda. No creía que fuera tan fácil irse de allá.  Entregué las armas y salí corriendo pensando que me iban a matar, pero me dejaron ir. Salí a la autopista y paré una tractomula. ¿Qué hace aquí?, me preguntó el conductor. Mentí. Vengo de por allí, de una vereda, le dije.

No querías decirle de dónde venías..

Claro, yo andaba toda asustada. Me sentía como en una película, en la tercera dimensión. El de la tractomula fue bueno y me llevó hasta un estadero donde paró. Nunca se me olvidará el nombre del sitio, La Mañosa. Allí me invitó a desayunar. Seguimos el camino, mientras hablábamos un poco de todo, y me dejó en Rio Negro. Con los 5.000 pesos que me dio la guerrilla conseguí llegar a El Carmen del Viboral y de ahí a la vereda La Chapa para acabar en La Florida. Cuando mi mamá me vio pensó que era un fantasma. Entré a la casa por la ventana y me abrazó. ¡Mi niña, mi niña. Yo pensé que se había muerto!, gritaba. 

Habían pasado más de tres meses

Sí, tres meses larguitos. Vinieron a por mí en febrero de 1992 y me soltaron unos tres meses después. Una amiga de la vereda, nada más llegar, me dijo que me fuera lo más pronto posible. ¿Por qué le pregunté?

¿Más grupos armados?

Sí. Me dijo que cerquita de casa estaba la guerrilla de las FARC

Lo que faltaba…

Sí. A mí se me llevó el ELN, pero las FARC tienen fama de ser más terribles. Además, si ellos se daban cuenta de que yo había tenido entrenamiento militar, que estuve en el monte y que sé de armas me llevan y ya sí que no me dejan regresar. Salí volada, cogí ropita y fui desplazada a Medellín.

¿Volviste a separarte de tu madre?

Sí, ella se quedó en la vereda. Me volé a Medellín, llegué a Robledo, conocí al papá de mis hijos y los tuve sin querer. Es un mal papá y no me ayudó a criar a los niños. De allí también salí desplazada y conocí al que ha sido el amor de mi vida, Andrés, que está desaparecido desde hace cinco años.

Tienes el cielo ganado, Violeta. Deberías sentirte orgullosa de haber llegado hasta aquí pese a todos los problemas.
Mi amiga, la que me aconsejó irme porque estaban las FARC cerca, la mataron junto a su esposo en 1998.

¿Y tu mamá?

A ella y a mis hermanos me los traje a los dos años de huir de La Florida. Si no lo hubiera hecho estarían muertos. Como te decía, nos tocó desplazarnos por la violencia en la Comuna 13, vivía en la zona de Robledo, El Salao, San Javier… Salí de esa comuna en el 2002. Es el único ‘hecho victimizante’ que tengo reconocido oficialmente. Me asenté en el barrio de Caicedo y allí conocí a Andrés, el amor de mi vida. Viví con él seis años hasta que me lo desaparecieron el 12 de diciembre de 2008.

Visiblemente afectada, Violeta vuelve a llorar. No quiere olvidarlo. Tenemos que parar por unos instantes.

Mis hijos creen que él va a volver. Para ellos Andrés es su papá, pero yo sé que él no va a volver. De todo lo que a mí me ha pasado en la vida: secuestrada, violada y abandonada, lo que más me duele es que él se haya ido sin despedirse.  Nadie me ha entendido como él. Mi amor está pausado.

El llanto de Violeta es incontrolable. Incluso me pide disculpas. Doy por terminada la entrevista y le vuelvo a coger la mano. Poco a poco se va tranquilizando. Pedimos un par de tazas de café capuchino. Hablamos de sus hijos, de mi novia y de sus sueños en la vida. Quiere aprender a montar en bici, estudiar psicología, conocer Jerusalén, tirarse en paracaídas y conocer a su cantante preferido, el mejicano Marco Antonio Solís. Estoy seguro de que alguien como ella conseguirá cumplir sus sueños.


PUEDES USAR PARTE O LA TOTALIDAD DE LA ENTREVISTA EN EL MEDIO QUE CONSIDERES OPORTUNO, SOLO TE PIDO QUE MENCIONES AL AUTOR.

"Con 14 años pusieron en mis manos un revólver Ruger y me ordenaron que disparara"

Violeta Duque, víctima de reclutamiento forzoso con 14 años 
a manos del ELN. Parque de las Luces, Medellín.
PRIMERA PARTE



Música: http://www.jamendo.com/es/artist/125/rob-costlow-contemporary-piano

 Violeta Duque (36 años) lleva casi una década recibiendo tratamiento psicológico. Hace apenas doce meses que consiguió contar a sus dos hijos cómo fue su infancia y adolescencia. Una experiencia vital que juró, junto a su madre, enterrar en lo mas profundo de su corazón: la historia de su reclutamiento forzoso en 1992, con tan solo 14 años, a manos de la guerrilla del ELN, el Ejercito de Liberación Nacional.

Tras  más de diez años, Violeta todavía lucha para que se le reconozcan algunos de los 'hechos victimizantes' que ha sufrido a lo largo de su vida: desplazamiento, abuso sexual, reclutamiento, la desaparición forzosa del amor de su vida y un secuestro en la Comuna 13 a manos del CAP, los Comandos Armados del Pueblo.

Son las dos de la tarde de un lluvioso día de marzo. Espero la llegada de Violeta en el centro del poder político de Medellín, frente al imponente edificio de la Alcaldía. La reconozco. Una chica con curvas, de mediana estatura, con el pelo largo hasta la cintura y tez cálida. Vestida con camiseta verde y jeans azules, se acerca con paso firme y seguro. Nadie imaginaría por lo que ha pasado. Me reconoce. Antes de empezar la entrevista quiere conversar.



Tras veinte minutos sentados en un banco del Parque de las Luces, Violeta decide confiar en mí. Está preparada para contar aquello que muy pocas personas saben. Subimos a la segunda planta del Centro Comercial Gran Plaza y nos sentamos en una tranquila cafetería. Para ella una dulce y colorida limonada cerezada.  Para mí una Coca-Cola



Empecemos por el principio, Violeta. ¿Dónde naciste y qué recuerdas de los primeros años de tu infancia?

Suelo decir que mi vida empieza mal cuando todavía estaba en el vientre de mi mamá. Con ocho meses allá, abusaron sexualmente de ella. Me cuenta que mi hermanito Wilson,  de dos años,  se pegaba a su falda intentando protegerla mientras él estaba encima. Quizás las historias horribles tienden a repetirse. Ahí nací yo, en Nariño de Antioquia. Cuando nací no lloré y casi no me reviven

No funcionaron los típicos cachetes en el culo, imagino.

No. Tuvieron que hacerme respiración boca a boca. Al final lloré como un gato, casi no vivo. Después de eso nos trasladamos para Medellín. No teníamos plata y pasábamos las horas con mamá pidiendo limosna en las calle.  Mamá no me dio una buena crianza. Ella es muy linda y la quiero mucho, pero a los ocho años me abandonó en un orfanato porque no tenía quien me cuidara. No porque me portara mal, sino porque no me podía mantener. Yo hubiera querido tener una vida normal…pero no fue así. Estudié cinco años la Primaria en el internado, el hogar infantil Centro Social San José. A los 12 años salí de allí y mi mamá me pidió perdón por no saberme cuidar

¿Estando en el orfanato tenías contacto con ella?

Sí. Yo a veces salía los fines de semana y me iba para donde ella. Me pegaba mucho, se desquitaba conmigo de sus problemas. Mi hermano mayor tiene un problema, no es así normal, y nunca ha servido para nada. Yo he sido la que siempre ha dado la cara en la casa y en la vida.

Te tocó coger las riendas, ser el cabeza de familia.

Así es. Soy el corazón, el cerebro y todos los órganos del cuerpo. Desde los 12 años no he parado. Mi mamá ha tenido muy mala cabeza, aunque no la culpo ¿Sabes por qué? Porque ella cuando era bebé la botaron con una hoja de cuaderno en el ombligo que decía: sin bautizar. La mujer que la acogió se murió y su marido se volvió a casar con otra que nunca la quiso y acabó también internada. Mi mamá creció en ese ambiente y tuvo la mala suerte de conocer a mi papá, un hombre que le dio muy mala vida. Por eso no la culpo. Sufrió mucho. Ella hizo conmigo lo mismo que le pasó.

¿Tu padre se desentendió de ti y tus hermanos?

Sí. Se desentendió. Es muy malo, un drogadicto, una mala persona que le pegaba mucho, incluso dándole patadas con un hijo en el vientre. Mi mamá huyó de él y se fue al campo con nosotros. Allí cambió mi vida, en El Carmen del Viboral

¿Por qué eligió tu madre ese pequeño pueblo y no otro?

Ella se fue para allá detrás de un hombre que le prometió ayuda. Sin embargo, eso era un moridero.

Tenías 12 años cuando llegaste a El Carmen de Viboral.

Sí. Fue salir del orfanato y me llevó para ya. No me dio Bachillerato ni nada. Yo no quería vivir allá porque pasábamos mucha hambre. Así que iba rodando del pueblo a Medellín siempre que podía.

¿Cómo una niña tan pequeña viajaba desde el campo a la ciudad y sin apenas plata? ¿Dónde te quedabas?

La gente que conocía me acogía. Empecé a coger café, trabajaba limpiando en casas y la plata que conseguía se la llevaba a mi mamá. Era poquito, lo que podía. Poco faltaba para que empezáramos a ver las guerrillas. Vivimos en una de las veredas  de El Carmen de Viboral, Quebrada Negra,  y más tarde en otra llamada San José.

En Colombia la vereda es uno de los centros de división territorial de un municipio o corregimiento. Son pequeños asentamiento que pueden estar a más de 3 horas del municipio del que dependen. Su acceso es complicado, normalmente a caballo

En las veredas no había luz, tampoco baños. Uno iba a todas partes con velas.

¿Recuerdas el día a día de tu vida en las veredas antes de tu reclutamiento forzoso a manos del ELN?

Uno se levantaba bien pronto y ordeñaba las vacas, si es que había vacas, hacía un desayuno de arepa y caldo de papas y trabaja arreglando truchas. Fue mi primer trabajo. Le quitábamos las vísceras al pescado y los deshuesábamos. Recuerdo que mi primer sueldo de verdad fue de 2.500 pesos. Me compré un paquete de galletas Ducales, unos dulces y una loción para mi mamá.

Y todo esto con solo 12 añitos. ¿Qué hacías el resto del día cuando no trabajabas?

Jugaba y ayudaba a mi mamá a hacer algo en la cocina. También escribía, cogía unas uvitas que nos daban diarrea y buscábamos leña, aunque yo al no nacer en el campo no sabía y siempre la recogía verde, no ardía. Aunque recuerdo que pasába mucha hambre.

¿Qué comías habitualmente?

Yo era una niña y buscaba a la gente que cosechaba papas para ver si nos regalaba alguna. Producían las papas normales, pero también unas más pequeñas, las guache, que normalmente se desechaban. Eso comíamos. Además, mi mamá sembraba coles y nos regalaban unos frijoles muy asquerosos, los cachetones que no los volveré a comer nunca. Los cachetones con papas eran horribles. Era una situación muy difícil y por eso yo me venía a Medellín siempre que podía.

Todo los días papas

Sí, siempre caldo de papa. Carne nunca se veía. Mi mamá nos llevó a ese moridero  y no teníamos cómo regresarnos.

¿Y cómo hacías tú para ir a la ciudad y volver?

Pedía y pedía. Convencía a los conductores para que me llevaran. A veces por nada y otras por unas moneditas.

¿Normalmente había suerte y conseguías transporte?

Sí, solía haber suerte. Y si no la buscaba. En la vereda nos moríamos de hambre. En esa fecha me conseguí un novio, mi primer novio. Cuando mi mamá nos vio besándonos…

Con 12 o 13 años

Sí, mi mamá me pegó una pelá.

¿Una torta?

Sí. Yo me enfadé y me tomé veneno, Fanzate, un producto que se le echaba a las papas. Pero no me hizo daño.

Cosas de críos…Hasta el momento tu problema más grande era el hambre, pero imagino que quedaría en un segundo plano cuando comenzaste a ver a la guerrilla.

Sí. Hablamos de 1991. Todavía no existía ese problema donde vivíamos. Poco después, nos mudamos a la vereda San José donde vi por primera vez a la guerrilla, gente uniformada.

Siendo tan chica ¿Sabías qué hacía esa gente?

Fue muy raro. En la vereda decían que era la guerrilla. Yo no sabía nada de ellos, aunque la palabra sí me sonaba por una oración que hacíamos en el orfanato a favor de la paz. Estaban armados y me producían miedo, aunque no los vi mucho allá, pronto nos fuimos de San José. Mi mamá conoció a un hombre que prometió ayudarle y nos fuimos a la vereda La Florida, mucho más cerca de El Carmen de Viboral, a un par de horas. Este hombre si fue bueno. Consiguió trabajo y una casita bonita.

Por fin empezaban a salir las cosas mejor.

Sí, ya dejamos de pasar hambre, aunque recuerdo que el señor me hacía levantarme para trabajar bien temprano, a las seis. En ese tiempo ya empecé a ver mucho más a la guerrilla.  Venían a la vereda y obligaban a todos a salir de sus casas para escuchar lo que tenían que decir. Venían los domingos. Intentaban reclutar a gente de la zona para ir contra el Gobierno. Un domingo de febrero de 1992, llegaron y me obligaron a acompañarles a una vereda cercana, La Chapa.  Fui con ellos, pero ya no me dejaron regresar. Mi mamá fue a por mí a La Chapa y se arrodilló ante mis captores, pero de nada sirvió.

Violeta empieza a emocionarse. Sus ojos brillan y empiezan a mojarse. Le cuesta encadenar cada una de las frases. Le duele seguir con su historia, aunque intenta mantener la compostura.

Ellos ya habían tomado una decisión y yo me iba a quedar allá. Tuve mucho temor por mi mamá. Le decía que se fuera, creía que la iban a matar si seguía insistiendo. Ya no había vuelta atrás. Mi mamá se fue llorando. ¿Yo qué podía hacer? Ellos eran grandes, estaban armados y tenían el poder. Yo tenía que agachar la cabeza y seguir las órdenes o me mataban.

Poco podía hacer una niña de 14 años

Nada ¿Qué iba a hacer ante todo eso?

¿Cuánto tiempo te retuvieron en La Chapa?

Me metieron en una casa durante una semana.

¿Cómo transcurrió esa primera semana?

Viví mi primer enfrentamiento armado. Pusieron en mis manos un revólver Ruger, un 38. Me ordenaron que disparara. Lo hice, pero afortunadamente no maté a nadie. Para mí era fácil disparar. Esas armas son fáciles. Nunca olvidaré cómo quedó el lugar tras el tiroteo.