Páginas

Buscar en el blog

miércoles, 30 de julio de 2014

Ciudad Autónoma de Melilla: 19 años prometiendo una nueva Jefatura para la Policía Local



Los Gobiernos de Melilla vendieron, en repetidas ocasiones, la construcción de una nueva Jefatura de la Policía Local adecuada a las necesidades de la creciente plantilla que nunca ha llegado. Ninguno de los Ejecutivos, entre 1995 y 2014, ha cumplido con su compromiso. 

Aunque ya en los noventa los responsables políticos destacaban la necesidad imperiosa de construir un nuevo cuartel, el Gobierno Imbroda decidió invertir en 2013 casi 300.000 euros en una obra para rehabilitar un edificio y allí reubicar al Consejero de Seguridad Ciudadana y al director general del área fuera de las antiguas instalaciones. Mientras, la mayoría de los funcionarios aguantan en un edificio de la Policía Local que en los años ochenta se remozó, ya que pertenecía a la Compañía Española de Minas del Rif.


Sin embargo, la construcción de un nuevo cuartel de la Policía Local ya no es una prioridad para el Gobierno Imbroda.

Sigue leyendo. Lo publico en La Luz de Melilla: http://www.luzdemelilla.es/revista/2014_La_Luz/La_Luz_53.pdf


Y como regalo para los seguidores de Esto es de Película, viajamos al pasado con el Delorean para ver una reproducción de la noticia, fechada el 27 de julio de 2001, en la que Imbroda ya anunciaba la inversión para construir un cuartel de la Policía Local:

27/07/2001 
Imbroda: «Estamos en condiciones de dejar el vagón de cola de España»
El presidente melillense aseguró que se ha progresado mucho en tan solo un año de gestión

SARA SANZ MELILLA
Cerca de una hora estuvo el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, destacando con «pinceladas» las inversiones y proyectos iniciados y alcanzados durante su primer año de legislatura. Un balance del que Imbroda se mostró satisfecho porque, en su opinión, ha sembrado el camino para que Melilla inicie su «convergencia» con España y con Europa. Este objetivo se conseguirá con «planteamientos serios» y a través del mantenimiento de las relaciones con el Gobierno central. Trabajará para que las comunicaciones mejoren y la fisonomía de la ciudad cambie a mejor.

«Se han hecho tantas cosas que parece mentira». Así destacaba ayer el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, la gestión llevada a cabo durante su primer año de legislatura mirando y repasando los innumerables folios del resumen hecho para la ocasión.
El balance no pudo ser más positivo porque, según Imbroda, Melilla ha sentado las bases para dejar de ser «el vagón de cola de España» e iniciar el camino de la «convergencia» con nuestro país y con el resto de Europa. 
Todo ello gracias a la estabilidad política conseguida tras la moción de censura presentada contra el Gobierno de Mustafa Aberchán. Ahora, a juicio del presidente, el trabajo se debe basar en planteamientos serios, lealtades, conversaciones con Madrid y no «charlatanerías» propias de anteriores legislaturas.

Imbroda no se dejó nada en el tintero. Mencionó el descenso del paro en Melilla en aproximadamente seis puntos, un síntoma del «buen camino» iniciado por el Ejecutivo local. A este indicador se une el Indice de Precios al Consumo (IPC), que, según los últimos informes, Melilla se encuentra a 0,2 décimas de la media nacional.

El buen comportamiento de los precios ha venido acompañado del fin del desorden presupuestario que existía en la Ciudad Autónoma y que «este Gobierno ha logrado encauzar», señaló. A pesar de estar obligados a pedir un préstamo para afrontar el agujero monetario, no se han visto mermadas las inversiones en infraestructuras, según Imbroda.

Repasó casi todas ellas en cada una de las consejerías, destacando, por ejemplo en Medio Ambiente, el dinero destinado a mejorar el alumbrado, las obras del cementerio, los servicios de limpieza, el saneamiento del agua o el futuro proyecto de la desaladora de agua.

Imbroda subrayó el esfuerzo que está haciendo la Ciudad Autónoma en materia de menores, con la tramitación de 589 expedientes, así como en vivienda. Aproximadamente mil viviendas serán construidas en dos años gracias al convenio suscrito con el Ministerio de Fomento. Las inversiones también contemplan la creación de un nuevo cuartel de la Policía Local, el proyecto de la Plaza de los Carros, que incluirá un edificio de oficinas y aparcamientos subterráneos, o la construcción del Puente sobre el río de Oro. El presidente melillense indicó que «en este último trimestre del año podemos hablar de un arranque de 18.500 millones de pesetas en obras, que, junto a las que se realizarán con la administración central, sumarán una inversión total hasta el 2002 de cincuenta mil millones de pesetas». Imbroda también espera conseguir logros en las comunicaciones con la Península, además de culminar todo el proceso de inversiones. 

Entre tanto para bien, a Imbroda se le cuestionó la presencia en el Gobierno de los tránsfugas, algo que el presidente cree que no es así ya que no se tratan de auténticos tránsfugas porque «no vienen del PP, del PSOE o de UPM», sino que el partido del que proceden, el GIL, «no era realmente un partido».

domingo, 20 de julio de 2014

El Gobierno de Melilla compró más de 500.000 € en PDA para multas que apenas se usaron



La Ciudad Autónoma puso en funcionamiento en 2011 un sistema para que la Policía Local gestionara las multas de tráfico de forma telemática a través de PDA, unos aparatos parecidos a las actuales tablets o teléfonos inteligentes. Tras el gasto de 545.800 euros en la tecnología, financiado al sesenta por ciento por el Ministerio de Fomento, el sistema dejó de usarse porque en la práctica diaria fallaba y no era operativo para los agentes de la Policía Local. En la actualidad, los equipos permanecen olvidados y cubiertos de polvo en dependencias municipales. Varios agentes denuncian el despilfarro que ha supuesto la compra de los equipos.

Antonio y Rubén (nombres ficticios) son dos agentes de la Policía Local de Melilla. Ambos son conscientes de que no pueden desvelar a los lectores su identidad real o habría graves consecuencias. La Ley del Silencio es lo único que puede salvarles de un eventual cambio de puesto en venganza de sus superiores por criticar su gestión. 

La pareja de policías no se conforma con quejarse en silencio, algo que algunos de sus compañeros hacen, resignados, para evitar problemas. Antonio y Rubén denuncian el “despilfarro” del Gobierno local en el área que les afecta: la Consejería de Seguridad Ciudadana. No es fácil hacerlo. 

Reunirse con ellos en la redacción de La Luz de Melilla no es una opción, mucho menos hacerlo en un establecimiento hostelero donde decenas de ojos indiscretos podrían delatarlos. Mantener una conversación con estos agentes requiere de un ritual específico: elegir un punto de recogida, subir a un vehículo y trasladarnos a una vivienda en la que poder entrevistarlos con total privacidad. No es la primera vez. 

Lo publico en La Luz de Melilla. Puedes leerlo aquí: http://www.luzdemelilla.es/revista/2014_La_Luz/La_Luz_51.pdf


Mientras tanto, en el Melilla Hoy se puede ya leer la reacción del consejero de Seguridad Ciudadana.  ¿La respuesta?: Los equipos están actualizándose...Habrá que preguntar cuánto nos costará la broma (otra vez) y si finalmente algún policía o agente de Movilidad multará con los aparatitos.