Páginas

Buscar en el blog

miércoles, 8 de octubre de 2014

Comunistas, conservadores y centristas en la primera asociación de vecinos de Melilla


En 1977, la sociedad civil de Melilla dio un paso de gigante para organizarse y dirigirse al poder establecido de igual a igual. Los valientes, unos vecinos del Barrio del Real de ideologías muy dispares; desde simpatizantes del recién legalizado Partido Comunista hasta conservadores de Alianza Popular. Ellos crearon la primera asociación de vecinos de Melilla: ‘Asociación de Vecinos Unidad’, un nombre que, precisamente, reflejaba el ansia de unos ciudadanos por mejorar las infraestructuras de su barrio, trasladar sus problemas a la autoridad competente y, en definitiva, ser los portavoces de aquellos que, por sí solos, no podían levantar la voz.

Como en toda España, el movimiento asociativo vecinal llegó a Melilla del entorno del Partido Comunista, ya que con él encontraron un método algo más seguro para hacer oposición al Gobierno de Franco. 

Antonio Mansilla, simpatizante del Partido Comunista, se reunió con “dos o tres” camaradas del partido en 1977 para decidir si realmente había voluntad ciudadana e interés para embarcarse en el proyecto de una asociación vecinal. Dicho y hecho. Se dedicaron durante días a hacer encuestas entre todos los vecinos del Barrio del Real, a fin de conocer si sus problemas eran atendidos por la autoridad gubernativa y si veían bien la creación de una entidad. El resultado fue rotundo. Había muchas cuestiones pendientes en el barrio, así que el apoyo popular fue indiscutible. 

Tras varias reuniones informales entre el grupo de Mansilla y otro que también quería montar una asociación, donde había miembros de Alianza Popular como Antonio Aznar Alaminos, llegaron a la conclusión de que unidos tendrían más fuerza. Al amparo de la restrictiva Ley 191/1964, de 24 de diciembre, de Asociaciones, del régimen franquista, nació la primera de la ciudad: Asociación de Vecinos Unidad.
Lo publico en La Luz de Melilla: Sigue leyendo aquí: http://www.luzdemelilla.es/revista/2014_La_Luz/La_Luz_63.pdf